Detox Emocional

No me cabe la menor duda que el detox esta de moda, bebidas, dietas, jugos, pastillas… todo detox… como en un momento le toco a lo light… y es que nos dimos cuenta que además de cuidar lo que ingerimos, debemos poner atención a lo que retenemos… en todos los niveles y planos, física, mental, emocional y energéticamente… Y como todo lo que esta en boga, tiene sus verdades y sus mentiras, sus componentes que nos sirven de verdad y otras que no tanto.

En esta ocasión me enfoco en el plano emocional y mental. Nos vamos llenando de pensamientos y sentimientos tóxicos que ya no deberíamos cargar mas! De algunos somos consientes, otros son de manera totalmente inconsciente, es decir, ni siquiera estamos al tanto de ellos, pero sea cual sea el nivel o plano en el que se encuentren, es un hecho que rigen nuestra vida y elecciones que vienen de un autoengaño dirigido por el ego disfrazado de voluntad, normalmente el ego odia vivir en el presente y se la pasa proyectando pensamientos a futuro. Bien lo expresó Carl Jung, el famoso psiquiatra y psicólogo suizo fundador de la escuela analítica…

 

“Hasta que lo inconsciente no se haga consicente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tu le llamarás destino” Carl Jung

 

Hoy busquemos crear paz en nuestras vidas deshaciéndonos de todo aquello tóxico, me refiero a todas emociones que no queremos mirar, que duelen demasiado o nos enfadan demasiado como para afrontarlas. Entonces las enterramos en el sótano, y pasamos por la vida sin mirarlas, mientras acumulan polvo… pero no dejan de estar ahí, condicionando nuestra relación con nosotros mismos y los demás.

Conectar con todo esto y limpiar las emociones no es el plan más agradable, pero es algo que una vez hecho, nos liberan enormemente, y nos permiten circular por la vida con más ligereza.

Para abrir el acceso a esa limpieza emocional no existen pastillas ni se pueden borrar como quien borra una aplicación. La medicación que prescribe un psiquiatra ayuda a funcionar con normalidad, pero no limpia realmente, más bien quita el polvo por encima, pero debajo de los muebles seguimos acumulándolo…

Con la práctica de Yoga podemos limpiar el sistema, y con ello limpiar también el mundo emocional, encontrando un lugar de estabilidad en nosotros, independientemente de lo que ocurra a nuestro alrededor. Por su naturaleza, todas las posturas de torsiones limpian el sistema, y una intención definida de eliminar lo que no necesitamos aplicada a la respiración puede convertirse en una verdadera descarga que te sorprenderá. Sin pastillas. Sin estímulos externos. ¿Te imaginas el efecto de conectar con esa capacidad ?

Si sientes que necesitas apoyo adicional, puedes acudir a la terapia con flores de Bach o con terapia convencional. Sea cual sea tu elección no te quedes frustrado aceptando una realidad que te vendiste hace años, décadas posiblemente y que no es la tuya!